MIHY logo small

Conozca Sus Derechos

 

Los turistas que sufren un delito en un país diferente de aquel en el que residen tienen, por regla general, los mismos derechos que cualquier ciudadano nacional.

Considerando la situación específica de los turistas víctimas de un delito, destacamos los siguientes derechos:

 

Derecho a la Información:

A partir del momento en que tiene el primer contacto con una autoridad, ya sea el ministerio fiscal o la policía, la víctima tiene derecho a ser informada sobre los siguientes aspectos:

Qué tipos de apoyo puede obtener y quién se los puede prestar, específicamente asistencia médica, asesoramiento psicológico, apoyo especializado y, siempre que se justifique, acogida; Cómo y dónde interponer una demanda o denunciar un delito; Cómo y en qué condiciones puede obtener protección; De qué modo puede obtener asesoramiento jurídico y asistencia jurídica; Cómo y en qué condiciones puede obtener una indemnización del autor del delito; En los casos de delitos violentos o de violencia doméstica, cómo y en qué condiciones puede obtener una indemnización del Estado; Cómo puede beneficiarse de servicios de interpretación y traducción; En caso de que la víctima no resida en Portugal, qué procedimientos especiales existen para que pueda defender sus intereses en nuestro país; Cómo reclamar en el caso de que las autoridades no respeten sus derechos; Contactos de las autoridades que la víctima debe utilizar para transmitir o pedir información sobre el proceso; Qué servicios de mediación están disponibles; Cómo y en qué condiciones pueden reembolsarle los gastos que resulten de su participación en el proceso.

Esta información puede variar de acuerdo con las necesidades específicas y las circunstancias personales de la víctima y con el tipo de delito.

Se podrán prestar informaciones adicionales en otras fases del proceso.

 

Derecho a Recibir un Comprobante de la Denuncia

La víctima que interponga una denuncia tiene derecho a recibir un certificado del registro de la denuncia, es decir, un comprobante que confirme su participación y que mencione el suceso ocurrido, la fecha y lugar de los hechos y los daños causados.

Deberá pedir este registro mediante una solicitud escrita, dirigida al Ministerio Fiscal e indicando el número del proceso y lo que se pretende: un certificado del registro de la denuncia.

En el caso de que la víctima no domine la lengua portuguesa, tiene derecho a recibir este certificado en su idioma o en otro que entienda.

La APAV puede ayudarle a ejercer este derecho, ayudándole a redactar la solicitud para obtener el certificado.

 

Derecho a Traducción

En todos los actos del proceso, tanto los que tienen lugar oralmente, por ejemplo los interrogatorios de testigos, como los realizados por escrito, por ejemplo las cartas de notificación a los participantes para que comparezcan en el juicio, se utiliza la lengua portuguesa.

Si la víctima no domina nuestro idioma y tiene que participar en un acto del proceso, tendrá derecho a que se le nombre, a petición de la autoridad responsable de la práctica de aquel acto, un intérprete que conozca bien la lengua portuguesa y la lengua hablada por ésta.

Por ejemplo, si la víctima fuera rusa y no dominara el portugués, se nombraría a un intérprete que tendrá como función traducir al portugués todo lo que la víctima diga, así como traducir al ruso o a otro idioma que la víctima entienda, lo que se le diga o pregunte en portugués.

En caso de participar en el proceso como parte civil o como asistente, la víctima tiene además derecho a recibir traducciones, en un idioma que domine, de toda la información existente en el proceso y que sea esencial para el ejercicio de sus derechos, como por ejemplo la sentencia.

Si la víctima fuera sorda o tuviera una discapacidad auditiva, se le nombrará a un intérprete de lenguaje de signos. En el caso de una víctima muda, las preguntas se formularán verbalmente, respondiendo ésta por escrito.

El papel del intérprete en las situaciones referidas es muy importante, para que la víctima pueda comprender aquello que se le transmite y para que pueda participar efectivamente en el proceso.

El nombramiento de intérprete no tiene ningún coste.

 

Derecho a Compensación por la Participación en el Proceso y al Reembolso de Gastos

La víctima que intervenga como testigo en el proceso tiene derecho a ser compensada por el tiempo dispensado debido a su participación en el proceso, así como a ser reembolsada por los gastos efectuados como resultado de esa participación. La compensación deberá solicitarse por escrito, en impreso propio disponible en los juzgados.

La compensación a la cual el testigo tiene derecho se cifra aproximadamente entre 7 y 13 euros por cada desplazamiento al juzgado, siendo determinada en concreto según la distancia recorrida por el testigo y el tiempo del que tenga que disponer. En el caso de las víctimas que residen en otro país y tienen que desplazarse a Portugal para participar en el proceso, los gastos del viaje también pueden ser reembolsados.

 

Derecho a Indemnización por el Autor del Delito

La víctima tiene derecho a ser indemnizada por el individuo que cometió el delito por los daños materiales y morales que éste le haya causado.

Por regla general, la indemnización se deberá solicitar durante el proceso penal. Para ello, la víctima deberá informar a la policía o al Ministerio Fiscal, hasta el final de la fase de investigación, de que quiere presentar una solicitud de indemnización, pudiendo hacerlo, por ejemplo, cuando vaya a prestar declaración. Después, al recibir la notificación con la acusación al imputado, tendrá un plazo de 20 días para presentar dicha solicitud.

Si la solicitud fuera superior a 5.000 euros, deberá presentarla un abogado en representación de la víctima.

Si fuera igual o inferior, la víctima podrá hacerlo ella misma.

La solicitud de indemnización civil no está sujeta a formalidades especiales:

es una instancia que deberá constar de una breve descripción de los hechos en los que se basa la petición e indicar los consiguientes daños y correspondientes valores:

›Daños patrimoniales, que engloban:

Los perjuicios directamente causados por el delito, como por ejemplo, los costes de tratamientos hospitalarios, gastos con medicamentos, desplazamientos a consultas médicas, ropa dañada, etc. Y los beneficios que la víctima haya dejado de percibir debido al delito que ha sufrido, como por ejemplo, sueldos que la víctima haya dejado de percibir mientras ha estado incapacitada para el trabajo.

› daños morales (o no patrimoniales), que son los perjuicios que, no siendo posible evaluar económicamente, ya que está en causa la salud, el bienestar, el honor y la reputación de la víctima, apenas pueden ser compensados con la obligación impuesta al autor del delito de pagar un determinado montante a la víctima. Daños morales son, por ejemplo, dolor físico, trastornos psíquicos, sufrimiento emocional, pérdida del prestigio o reputación, etc.

Juntamente con la solicitud de indemnización, la víctima deberá presentar o aportar las respectivas pruebas, como por ejemplo, facturas de hospital, testigos que hayan estado a su lado en el periodo de mayor sufrimiento e que sepan aquello por lo que ha pasado, etc.

Siempre que haya habido una solicitud de indemnización, la decisión sobre ésta viene incluida en la sentencia.

Aunque no se haya presentado una solicitud de indemnización, el juez puede, por iniciativa propia y teniendo en cuenta la situación de la víctima, condenar al imputado a pagar a aquella una determinada indemnización por los perjuicios sufridos, salvo en el caso de que la propia víctima se opusiera a ello.

 

Derecho a Indemnización por parte del Estado Portugués

La protección a las víctimas de delitos violentos consiste en atribuir a esas víctimas una indemnización por parte del Estado, cuando ésta no pueda ser satisfecha por el individuo que cometió el delito y, siempre y cuando, el perjuicio haya causado un trastorno considerable del nivel y de la calidad de vida de la víctima.

Tienen derecho a esta indemnización:

Las víctimas de lesiones corporales graves (es decir, que causen una incapacidad permanente, una incapacidad temporal absoluta de por lo menos 30 días, o la muerte) directamente resultantes de actos de violencia; en caso de muerte de la víctima; las personas a quienes la ley concede el derecho a alimentos, como por ejemplo los hijos, y las que viven en pareja de hecho con la víctima; las personas que socorrieron a la víctima o que colaboraron con las autoridades en la prevención del delito, persecución o detención del individuo que lo cometió, según los perjuicios que sufrieron a causa de ello.

En los casos de delitos sexuales, no se tiene que verificar la incapacidad permanente o temporal absoluta de por lo menos 30 días. Esta excepción se justifica por el hecho de que, aunque este tipo de delitos no causa, por regla general, una incapacidad para trabajar de por lo menos 30 días, se justifica, a pesar de ello, la atribución de una indemnización, debido a la gravedad del delito.

La solicitud de indemnización se puede presentar hasta un año después a partir de la fecha del delito o, si hay proceso penal, hasta un año después tras la decisión final de éste. Si en la fecha del delito, la víctima era menor puede presentar la solicitud hasta un año después de haber alcanzado la mayoría de edad o de emanciparse.

La solicitud se envía a la Comisión de Protección a las Víctimas de Delitos. Se deberá presentar mediante impreso adecuado, disponible, por ejemplo, en las instalaciones de dicha Comisión, en los Gabinetes de Apoyo a las Víctimas de la APAV y en Internet.

La solicitud está exenta del pago de cualquier coste o gasto para la víctima, pudiendo incluso obtener gratuitamente los documentos y certificados necesarios para dicha solicitud.

En el caso de los turistas víctimas de un delito, esta solicitud de indemnización se puede presentar ante la Comisión de Protección a las Víctimas de un Delito en Portugal o, en el caso de que el turista sea nacional o residente en otro país de la Unión Europea, la solicitud podrá presentarse ante la autoridad correspondiente de este país. Para saber a qué autoridad se debe dirigir en los países de la Unión Europea, haga clic aquí (http://ec.europa.eu)

La APAV puede ayudarle a ejercer estos derechos

Para saber más sobre los derechos de las víctimas de un delito, vaya a la página www.infovitimas.pt

infovictims button-03